Los conocimientos sobre accesibilidad cognitiva avanzan, y quizá por eso surgen debates y confusiones que interesa aclarar. Por ser coherentes, recordemos que la accesibilidad cognitiva es la característica de las cosas (productos, procesos, servicios…) que son fáciles de comprender.

La lectura fácil es la herramienta más conocida en España para desarrollar la accesibilidad cognitiva, aunque también tenemos que insistir en la importancia de evaluar y mejorar los entornos, la tecnología, los sistemas alternativos y aumentativos de comunicación y la propia interacción entre las personas.

Una confusión muy habitual es la de mezclar lectura fácil y lenguaje claro. Por eso, compartimos algunas ideas que pueden ayudar a diferenciarlos.

¿Qué es la lectura fácil?

– Método de creación y adaptación de documentos que los hace más fáciles de comprender a personas con dificultades de comprensión lectora. Esta es la especificidad, el público al que se dirige. Por eso, las pautas tienen una mayor rigidez que las del lenguaje claro.

– En Plena inclusión, seguimos las pautas “Información para todos” y la Norma UNE de lectura fácil. También se está desarrollando una norma de calidad internacional.

– El proceso de la lectura fácil requiere formación específica y, sobre todo, validación de los documentos por personas con dificultades de comprensión. Es decir, a través de sesiones estructuradas, se comprueba que el documento es fácil de comprender.

– Si un documento cumple las pautas “Información para todos” y se valida con al menos una persona con dificultades de comprensión, puede incorporar el logo europeo de la lectura fácil. Es este logo azul:

logo lectura fácil

– Beneficia a muchos colectivos muy concretos. Uno de ellos es el de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo.

– Una forma muy simple de reconocer la lectura fácil es porque las líneas se cortan por sintagmas para facilitar la lectura, de manera que los documentos pueden parecerse a un poema.

– En castellano, antes también se le conocía como fácil lectura. En inglés, “easy to read” o solo “easy read”.

– Organizaciones que la promueven: Inclusion Europe y el movimiento asociativo Plena inclusión.

¿Qué es el lenguaje claro?

– Según la Federación Internacional de Lenguaje Claro, “un comunicado está escrito en lenguaje claro si su redacción, su estructura y su diseño son tan transparentes que los lectores a los que se dirige pueden encontrar lo que necesitan, entender lo que encuentran y usar esa información”.

– Beneficia a la ciudadanía en general, pero no está pensado para las personas con dificultades de comprensión.

– Está en marcha una norma internacional ISO de lenguaje claro.

– Se ha extendido sobre todo en el ámbito administrativo y jurídico.

– Generalmente no conlleva una validación por personas con dificultades de comprensión, pero suelen hacerse grupos focales, aunque quizá no en cada documento, de forma tan sistematizada y con la intervención de una persona dinamizadora como en el caso de la lectura fácil.

– Organizaciones que lo promueven: Clarity International, Plain LanguageFederación Internacional de Lenguaje Claro, entre otras.

Lectura accesible, lenguaje comprensible, fácil comprensión, lectura facilitada y un sinfín de términos más han surgido creando a veces cierta confusión. Desde Plena inclusión, pensamos que es interesante apostar por estos dos términos de forma clara: lectura fácil y lenguaje claro.

Queremos agradecer a Óscar García, responsable de accesibilidad de Plena inclusión Madrid, sus aportaciones para este artículo.

 

olga berrios

Olga Berrios

Responsable de Accesibilidad Cognitiva de Plena inclusión España