Los murales de cerámica forman parte de las señas de identidad de las tiendas de Mercadona. En la elaboración de estos trabajos participan distintos centros especiales de empleo, centros ocupacionales y asociaciones, que aglutinan a alrededor de 250 personas con discapacidad intelectual, quienes confeccionan los murales que se colocan en secciones como la de carnicería o la de pescadería de todas las tiendas Mercadona en España.

Estos murales se realizan con la técnica trencadís que utiliza, para confeccionar el mural, fragmentos rotos de cerámica. Los diferentes trozos, aportados gracias a la colaboración de Pamesa Cerámica, se unen a una argamasa que permite formar un mosaico. El trencadís es una técnica muy característica de la arquitectura modernista. Antoni Gaudí creo este sistema inédito que permite obtener un efecto brillo y un fuerte cromatismo. Entre sus obras más representativas figura el Parc Güell en la ciudad de Barcelona.

Gracias a los encargos para la creación de los murales, las personas con discapacidad que participan en este proyecto, tienen la posibilidad de trabajar y formarse en la técnica del trencadís así como potenciar sus capacidades de concentración y esfuerzo. La formación y el trabajo crean valores día a día, tanto para la persona como para su reflejo en la sociedad. De esta forma, junto a Pamesa Cerámica, favorecemos la integración socio-laboral de las personas con discapacidad.

El origen de esta idea se inició en el año 2010. Con la apertura de una tienda Mercadona en la calle Roger de Lauria de Valencia, se planteó a la Fundación Roig Alfonso de la Comunidad Valenciana fabricar un mural de trencadís para decorar la sección de pescadería. El éxito de la idea llevó a realizar nuevos murales como los de carne y charcutería y a que se incorporasen, gracias también a la participación de más organizaciones de discapacitados, en todas las tiendas Mercadona de España.

http://www.youtube.com/watch?v=fNqAG31bOeA

Fuente: ABC