¡Por fin la accesibilidad cognitiva
está en las leyes españolas!

Plena inclusión ha luchado
durante 4 años para conseguir esto.

El Congreso de los Diputados
ha aprobado hoy incluir
la accesibilidad cognitiva
en la ley más importante
de las personas con discapacidad.

Esta ley se llama así:

Ley General sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

¿Por qué es importante este cambio?

Antes, la accesibilidad cognitiva
no era obligatoria.
Dependía de que las personas
quisieran hacerla.

Ahora, la accesibilidad cognitiva
será más importante
porque esá en la ley.

¿Qué pondrá ahora sobre la accesibilidad cognitiva en la ley?

El cambio en la ley incluye:

  • La definición de la accesibilidad cognitiva
    y la lectura fácil.
  • La obligación de realizar normas
    que expliquen cómo conseguir
    más accesibilidad cognitiva.
  • La obligación de hacer estudios
    sobre este tema.
  • La creación de un centro estatal
    de accesibilidad cognitiva.
  • Fechas para conseguir todo esto.

¿Qué es la accesibilidad cognitiva?

La accesibilidad cognitiva es
hacer el mundo más fácil de entender
para todas las personas.

Pero viene bien sobre todo a las personas
con dificultades de comprensión
como las personas con discapacidad intelectual.

Momento de la aprobación por unanimidad en el Congreso

Cristina Paredero, de la Junta Directiva de Plena inclusión, ha seguido el debate en el Congreso de los Diputados. Cristina es la primera de la izquierda en esta foto
Cartel del reto de legislar la accesibilidad cognitiva con la palabra CONSEGUIDO en mayúsculas

Plena inclusión celebra la incorporación explícita en la legislación española del derecho a la accesibilidad cognitiva. El Congreso de los Diputados ha aprobado hoy la reforma de la Ley General sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad para incorporarlo. La modificación legislativa incluye, además: el desarrollo normativo específico, la elaboración de estudios integrales, la creación de un centro estatal de accesibilidad cognitiva y plazos para que estos procesos se ejecuten.

Se trata de un logro muy esperado. Llega tras años de reivindicaciones del movimiento de la discapacidad, lideradas por Plena inclusión y el CERMI (Comité Español de Representantes de las Personas con Discapacidad), que se iniciaron en 2017, y que se concretaron en multitud de actos, encuentros, publicaciones, reuniones con partidos políticos y campañas de sensibilización en redes sociales y en medios de comunicación.

Según la definición de consenso elaborada por el propio CERMI, la accesibilidad cognitiva es la “característica de los entornos, procesos, actividades, bienes, productos, servicios, objetos o instrumentos, herramientas y dispositivos que permiten la fácil comprensión y la comunicación”. En otras palabras: se trata de hacer el mundo más fácil de entender a través de la elaboración de documentos en lectura fácil, señalizar entornos o mejorar la comprensión de páginas web y aplicaciones móviles, entre otros.

La accesibilidad cognitiva no solo beneficia a más de 270.000 personas con discapacidad intelectual en nuestro país, sino que también es útil para otras 480.000 personas con problemas de salud mental o 8 millones y medio de personas mayores. A todas ellas hay que sumar otras y otros ciudadanos con trastornos del espectro de autismo, con dificultades para leer o con menos conocimientos de nuestro idioma. La propia Organización Mundial de la Salud señala que 1 de cada 3 personas en el mundo pueden beneficiarse de este derecho ciudadano que facilita el acceso a otros derechos como son los de la educación, la información, la sanidad, etc.

Plena inclusión agrupa a 940 entidades que luchan por los derechos de las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo (síndrome de Down, autismo, parálisis cerebral y otras) y sus familias. Plena inclusión se ha convertido en una referencia en el campo del estudio y la promoción de la accesibilidad cognitiva, así como en la adaptación de textos a lectura fácil.