En junio y julio, Plena inclusión ha desplegado una intensa labor de incidencia política en el ámbito legislativo que abarca leyes tan importantes para las personas con discapacidad intelectual y sus familias como la Ley de Educación (LOMLOE), la del Ingreso Mínimo Vital, la Reforma del Código Civil y otras vinculadas las necesidad de ahondar en procesos de desinstitucionalización.  

Además de participar en reuniones con la ministra de Educación, Isabel Celáa o con el director general de Discapacidad, Jesús Celada; Plena inclusión consiguió organizar junto a Servimedia dos videoconferencias online con ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones (25 de junio) y otra con el secretario de Estado de Derechos Sociales (14 de julio).

En la primera que centró su atención en la reciente puesta en funcionamiento del Ingreso Mínimo Vital, el ministro José Luis Escrivá se mostró dispuesto a reunirse con representantes de las organizaciones dela discapacidad para escuchar sus propuestas de mejora de este mecanismo público de protección social en relación con las personas con discapacidad y sus familias.

El 14 de julio la videoconferencia con el secretario de Estado de Derechos Sociales versó sobre las ‘Lecciones aprendidas en lo social durante la COVID-19’. La conversación online sirvió para que Nacho Álvarez conociera de primera mano las demandas de las personas con discapacidad intelectual en relación con la pandemia. Una frase pronunciada por Enrique Galván, director de Plena inclusión España, resumió perfectamente las preocupaciones del movimiento asociativo expresadas de esta reunión: “Debemos construir comunidades en las que todas las personas podamos convivir”.