Desde Plena inclusión España se hace un llamamiento a la población para que dé muestras de civismo y sensibilidad frente a la necesidad miles de personas con discapacidad intelectual y trastornos de conducta de salir a la calle, puntualmente, para realizar paseos terapéuticos prescritos. En los últimos días se han detectado numerosos casos en los que se está increpando a estas personas y a quienes les acompañan. Esta denuncia coincide con la mañana en la que el Boletín Oficial del Estado ha publicado una instrucción del Ministerio de Sanidad en la que se autoriza explícitamente estos paseos terapéuticos.

Así lo relatan profesionales de la Asociación Pauta, de Plena inclusión Madrid, en un comunicado: “Queremos pedir a todas las personas que nos increpan e insultan cuando realizamos nuestra labor que nos respeten. Porque estas personas necesitan paseos o salidas terapéuticas para gestionar de una mejor manera la estancia obligada en casa”. Y el escrito añade: “Con este comunicado queremos visibilizar la situación que vivimos cada día que vamos a trabajar desde que se decretó el estado de alarma. Y pedimos que, cuando veáis a alguien andando por la calle con un apoyo, antes de increparle podáis pensar en que es alguien que puede tener una discapacidad y que está recibiendo un apoyo por una necesidad terapéutica”.

“La situación de Pauta no es una excepción”, se afirma desde Plena inclusión España. “Llevamos una semana recibiendo quejas en este sentido, y hay que recalcar que estos actos afectan tanto a los profesionales, que demuestran una actitud de entrega generosa en la atención a las personas, como a las propias personas con discapacidad que no entienden lo que sucede y que sufren, más si cabe, esos ataques”.

INSTRUCCIÓN DEL BOE

Esta misma mañana se ha publicado en el BOE una instrucción que concreta la posibilidad de paseos terapéuticos y los autoriza. El texto del BOE dice: “Con el objeto de proteger a los colectivos más vulnerables, se hace preciso dictar una instrucción para aclarar que las personas con discapacidad, que tengan alteraciones conductuales, como por ejemplo personas con diagnóstico de espectro autista y conductas disruptivas, el cual se vea agravado por la situación de confinamiento derivada de la declaración del estado de alarma, puedan realizar los desplazamientos que sean necesarios, siempre y cuando se respeten las medidas necesarias para evitar el contagio.

Desde Plena inclusión se agradece la sensibilidad mostrada por el Gobierno para adaptar el Decreto Ley de Estado de Alarma a las especiales necesidades de las personas con discapacidad intelectual y grandes necesidades de apoyo.