– El 80% de las personas con discapacidad en el mundo vive en países con ingresos bajos o medios, un 90% de niños con discapacidad no asiste a la escuela. Por eso, Plena inclusión ha encontrado necesario editar una guía de buenas prácticas en proyectos de cooperación en el ámbito de la discapacidad para impulsar este tipo de iniciativas entre sus organizaciones.

– La sede de la Secretaría General Iberoamericana ha acogido esta mañana la presentación de esta Guía, realizada por el psicólogo Luis Simarro. En el acto, el director de Plena inclusión España, Enrique Galván, ha destacado la vocación universal de Plena inclusión: “nuestra misión no tiene fronteras, pero sí unos compromisos muy importantes con las personas y sus familias”.

La sede de la Secretaría General Iberoamericana ha acogido esta mañana el acto de presentación de la Guía de buenas prácticas en proyectos de cooperación y discapacidad. Esta guía, realizada por el psicólogo Luis Simarro –profesional de la asociación Aleph-TEA (Plena inclusión Madrid) y editada por Plena inclusión España, repasa diferentes proyectos de cooperación en el ámbito de la discapacidad y sus claves de éxito.

El 80% de las personas con discapacidad viven en países con rentas bajas o medias. Estas personas sufren situaciones de multidiscriminación que les impiden desarrollar vidas dignas: carecen de acceso a los servicios básicos de salud, de atención temprana, de educación o empleo. Y si estás personas además son mujeres, pobres y de diferentes etnias, su exclusión es aún mayor. Esto supone un problema para los proyectos de cooperación en el ámbito de la discapacidad, ya que requieren tiempo, un conocimiento grande de la realidad local, unos objetivos bien enfocados y una estabilidad. La consecuencia final es que estas personas aún tienen una presencia muy escasa en las políticas de cooperación de nuestro país.

En el acto de presentación de esta guía, el coordinador del Área de Cohesión Social y Cooperación Sur Sur de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), Martín Rivero, ha dado la bienvenida a las personas asistentes, destacando la importancia de que existan documentos que conecten los mundos de la cooperación y la discapacidad con el fin de que las personas que trabajan en cada uno de estos ámbitos puedan trabajar juntas.

Por su parte, el director de Plena inclusión España, Enrique Galván, ha agradecido a SEGIB poder brindar a esta organización la oportunidad de presentar la guía en su sede. Se ha referido a la misma afirmando que Luis Simarro “ha sabido identificar una necesidad y ofrecernos una respuesta para entidades del ámbito de la discapacidad que desean abrirse a proyectos de cooperación”. En este sentido, ha destacado la vocación de universalidad en la misión de Plena inclusión, que “no tiene fronteras, pero sí unos compromisos muy claros con las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y sus familias”.

Tras ello, el autor de la guía, Luis Simarro, se ha referido a las situaciones de especial vulnerabilidad y discriminación que viven las personas con discapacidad en todo el mundo, así como las dificultades a las que se enfrentan normalmente quienes se proponen realizar proyectos de cooperación en este ámbito de la discapacidad.

Para completar la jornada, cuatro organizaciones han mostrado proyectos relacionados con la cooperación y la discapacidad. María Auxiliadora Manrique –Jefa de Servicio de Cooperación y Gobernabilidad Democrática de la AECID–, ha presentado una Guía para la inclusión de la Discapacidad en Cooperación al desarrollo, realizada por esta Agencia pública.

Ana del Manzano, de Movimiento por la Paz, ha explicado la situación de refugiados sirios con discapacidad. Y a continuación, dos organizaciones de Plena inclusión –Mater Misericordiae de Baleares, y Grupo AMÁS de Madrid–, han contado sus respectivos proyectos de cooperación internacional.

La Guía de buenas prácticas en proyectos de cooperación y discapacidad puede descargarse en formato PDF en el apartado de Publicaciones de la página web de Plena inclusión España.