• Hoy se celebra el Día Internacional de la Justicia Social. Con este motivo, la Confederación
Española de Organizaciones a favor de las personas con discapacidad intelectual o del
desarrollo hace un llamamiento a los poderes públicos y a toda la ciudadanía para que
contribuyan a la plena inclusión de este colectivo y de sus familias, garantizando el
ejercicio de sus derechos.

• Las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo reclaman poder ejercer su
derecho a formarse, trabajar, tener autonomía, disfrutar de su ocio y participar en la
sociedad en igualdad de condiciones que el resto.

El secretario de Estado de Naciones Unidas, con motivo del Día Internacional
de la Justicia Social 2013, lanzó un mensaje en el que afirmaba: “en nuestro empeño por crear el mundo que
queremos, redoblemos nuestros esfuerzos para lograr un modelo de desarrollo más inclusivo, equitativo y
sostenible, basado en el diálogo, la transparencia y la justicia social”.

Con motivo de la celebración de este día, FEAPS advierte de los obstáculos que están impidiendo la plena
inclusión de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y de sus familias; y hace un
llamamiento a los poderes públicos y la ciudadanía para que contribuyan a la plena inclusión de este colectivo
y sus familias garantizando el ejercicio de sus derechos.

En el Manifiesto por la Plena Ciudadanía impulsado en 2012 por más de 1.000 personas con discapacidad
intelectual de toda España, estas personas identifican obstáculos como que “otras personas deciden por
nosotros sin tenernos en cuenta”, “muchos de nosotros estamos incapacitados y no nos dejan votar”, “nos
encontramos barreras arquitectónicas y de comprensión”, “nos preparamos pero luego no tenemos
oportunidades de conseguir trabajo”. “tampoco tenemos muchas oportunidades de aprender”, “no podemos
tener una pareja y formar una familia”, “otras personas nos niegan el derecho a la sexualidad”, “nos impiden
participar en la comunidad como el resto de ciudadanos y ciudadanas”, etc.

Por todo ello, en este mismo documento, reivindican una educación en igualdad de condiciones que el resto;
que los medios de comunicación transmitan una imagen positiva e inclusiva de la discapacidad intelectual;
que los poderes públicos y empresas garanticen las cuotas de reserva de empleo para personas con
discapacidad; que las administraciones apuesten por la educación inclusiva de alumnos con necesidades
especiales; que la información y los entornos sean comprensibles para todos los ciudadanos y ciudadanas;
que los abogados, médicos, jueces y fiscales les conozcan bien antes de incapacitarlas para ejercer derechos
fundamentales como el del voto; y que las organizaciones que les representan fomenten su participación y les
ayuden a mostrar sus opiniones y reivindicaciones.

En este sentido, FEAPS ha creado recientemente un equipo de apoyo a la dirección constituido por personas
con discapacidad intelectual, una de las cuales además se ha incorporado a su Junta Directiva como miembro
de pleno derecho.

La inclusión de las personas con discapacidad intelectual, y de todas aquellas en riesgo de exclusión, está en la
mano de cada uno de nosotros, no sólo de los políticos y administraciones públicas. Por tanto, debe ser un
compromiso del conjunto de la sociedad, que FEAPS nos invita a asumir en este día.