• Plena inclusión, que agrupa a 925 asociaciones de todo el Estado, ha reunido durante dos días a 500 profesionales y personas voluntarias
  • La decisión final se ha basado en el criterio de un grupo de expertos junto a la votación online del público asistente, a través de una app

Tres proyectos innovadores que generan transformación social han sido reconocidos como ‘excelentes’ en el 2º Encuentro de Prácticas Admirables celebrado en Zaragoza ayer y hoy. En un evento al que se podría calificar como ‘Los Óscar del movimiento de discapacidad intelectual’, se ha premiado a:

  • 1º.- ‘Yo, Tú, Ellas… Ellas en movimiento», de Plena inclusión Extremadura, es un proyecto artístico (fotografía y teatro), centrado en el empoderamiento feminista de un grupo de mujeres con discapacidad intelectual.
  • 2º.- ‘Generando sinergias con la Administración’, de Plena inclusión Castilla y León, promueve la buena vejez de personas mayores en etapas finales de su vida.
  • 3º.- ‘Campaña #MiVotoCuenta’, de Plena inclusión España, lanzó acciones de incidencia política y comunicación que promovieron la reivindicación del derecho al sufragio y la accesibilidad cognitiva del proceso electoral. Una lucha que se vio premiada con la recuperación del voto para 100.000 personas incapacitadas judicialmente en las elecciones de abril de 2019.

La decisión final, surgida de un baremo en el que se combinan el criterio de un grupo de personas expertas y la votación de las 500 asistentes al evento, valora la capacidad transformadora de estas experiencias, junto a los cambios que han generado en la vida de las personas con discapacidad intelectual a las que se dirigen. Estas tres prácticas admirables pasaron un primer filtro entre 270 presentadas, para luego ser destacadas entre las 15 admirables.

COMUNIDAD Y ENTORNOS SALUDABLES

En la sesión de hoy ha habido dos sugerentes ponencias protagonizadas por Beth Mount y José Antonio Corraliza. En la primera, Mount (consultora de inclusión en comunidad), que desarrolla su labor desde hace décadas en Harlem y otros barrios populosos de Nueva York, ha propuesto a Plena inclusión a plantear su labor «desde la fuerza y el valor que concede una comunidad acogedora». Y, seguidamente, ha animado a «imaginar un mundo que funciona para todas las personas», en contraste con el actual que excluye y estigmatiza.

Por su parte, José Antonio Corraliza, catedrático de Psicología Ambiental de la Universidad Autónoma de Madrid, ha dado pistas sobre «cómo crear entornos saludables que promuevan la inclusión». En sus palabras se desvelan propuestas para responder ante «poder que tienen las ciudades de romper la conectividad social y dificultar la experiencia emocional de la inclusión».