En el encuentro con el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, las personas que han intervenido han coincidido en señalar que una de las principales enseñanzas de la pandemia es que debe cambiarse el modo de procurar apoyos y cuidados a las personas de los colectivos más vulnerables. Frente al asistencialismo y al paternalismo, Cristina Paredero, líder de GADIR (Grupo de Apoyo a la Dirección de Plena inclusión España), formado por personas con discapacidad intelectual, ha reivindicado el poder de las personas: su capacidad de expresar con voz propia y sin mediación lo que necesitan.

Estas son otras opiniones escuchadas, hoy jueves, en el encuentro organizado por Plena inclusión y Servimedia, en las voces de sus protagonistas.

Nacho Álvarez, secretario de Estado de Derechos Sociales:

“Necesitamos generar inversiones que garanticen la accesibilidad universal a las personas con discapacidad intelectual y física”.

“Debemos usar los fondos europeos para la reconstrucción para asegurar que los cuidados pueden hacerse desde la equidad y con una mayor eficiencia social y económica”.

Enrique Galván, director de Plena inclusión España:

“Le pido al Gobierno de España que cree espacios de comunidad en los que sea posible la convivencia de todas las personas: con discapacidad intelectual, mayores, menores y todos los colectivos más vulnerables”.

“Debemos construir comunidades en las que todas las personas podamos convivir”

Patricia Navas, profesora de la Universidad de Salamanca e investigadora del INICO:

“Necesitamos repensarlos modelos de apoyos y las personas con discapacidad están ayudando a que cambiemos una mentalidad pegada a la institucionalización, a las residencias. Me preocupa la tendencia a medicalizar los servicios sociales”.

Cristina Paredero, miembro de GADIR y de la JD de Plena inclusión España:

“La pandemia ha puesto de manifiesto la discriminación que sufrimos las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo. No es que haya aumentado, es que ha descubierto su auténtica dimensión que es enorme”.

José Manuel Caballol, director de Hogar sí, ONG de referencia del sinhogarismo en España:

“Otro de los aprendizajes de la pandemia es que nada protege más y mejor a una persona que su vivienda. Es el mayor inclusor social. Por eso es tan importante garantizar este derecho para todas las personas”.

Isidro Rodríguez, director la Fundación Secretariado Gitano:

“Antes de la pandemia se constataba el agotamiento del modelo de servicios sociales. Esto se ha confirmado. Necesitamos extender mecanismos de protección social, como el Ingreso Mínimo Vital, para combatir la exclusión y la pobreza. Aunque los escudos paran golpes, pero no sacan a las personas de esa situación”.

Vídeo del seminario: