• La I Jornada de Vida Independiente se ha desarrollado esta mañana en el centro de Plena inclusión Ceuta con una alta participación

El centro de Plena inclusión Ceuta ha acogido esta mañana la I Jornada de Vida Independiente, una mesa redonda en la que personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y familiares han debatido sobre este asunto.

En este encuentro, organizado por los programas de Familia y Ciudadanía Activa de Plena inclusión Ceuta, los participantes han compartido sus experiencias para enriquecerse de ellas en aras a aumentar sus conocimientos para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo.

En el transcurso de la jornada se ha puesto de manifiesto el interés de las familias por seguir aprendiendo y conocer cada día más a sus familiares con discapacidad intelectual o del desarrollo para poder mejorar su calidad de vida. “Queremos saber cuáles son vuestras necesidades para así poderos ayudar a todos”, han manifestado. También abogan por permitir a las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo desarrollar tareas o tomar decisiones. “Que les dejen hacer cosas, porque lo mínimo, para ellos es un logro”, han indicado. Consideran que, de esta manera, sentirán que no son diferentes al resto y ganarán seguridad.

Por su parte, las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo han pedido a las familias que cuenten con ellas para realizar tareas del hogar y les ayuden a tener más autonomía. “Si no hacemos las cosas, nunca vamos a aprender”, han dicho. Las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo han pedido una oportunidad para tener más independencia y, así, mejorar su calidad de vida.

Todos los participantes han puesto de manifiesto la importancia del empleo, tan necesario para ser autónomos y poder independizarse. De esta manera, han pedido a las administraciones que convoquen más plazas para personas con discapacidad. También han dejado claro que son capaces de desarrollar un trabajo. En esta línea, han recordado que, en ocasiones, algunas personas no creían que serían capaces de hacer determinadas labores y ahora ven cómo trabajan y están muy contentas con ellos.

También se ha puesto de manifiesto los logros de algunos participantes, quienes tienen un trabajo, se han independizado o tienen pareja.

Los asistentes han formulado preguntas a los participantes en la mesa redonda, generando un debate fructífero en el que todos han podido compartir sus experiencias y aumentar sus conocimientos para mejorar la vida de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo.

En el cierre de la jornada, la gerente de Plena inclusión Ceuta, Meriem Hamido, ha felicitado a la organización de esta jornada, una iniciativa que espera que tenga continuidad en los próximos años.

Al finalizar la mesa redonda, los asistentes han podido seguir compartiendo sus inquietudes en torno a un café.