Las acciones de éste área se orientan a dar respuestas a los retos y necesidades que afrontan tanto las Personas con Enfermedad Mental asociada a la Discapacidad Intelectual o del Desarrollo, como sus familias y los profesionales, tanto de FEAPS como de otros servicios comunitarios de atención. La doble problemática que presentan no se centra sólo en los aspectos psiquiátricos, sino que se amplía a todo el contexto social, porque acrecienta las necesidades de apoyos de estas personas debido a su mayor falta de autonomía personal y social, al aislamiento, a los problemas familiares, laborales, sociales, a las barreras sociales y culturales.