2020 será para Plena inclusión el año de ‘El PODER de las PERSONAS’. En los últimos años, desde el proyecto Construimos Mundo, el programa de Ciudadanía, y finalmente desde el programa de Sensibilización y Líderes con Discapacidad Intelectual o del Desarrollo, nuestra organización ha puesto especial empeño en la misión de lograr que este colectivo de personas participe de forma plena en todas las decisiones importantes que afectan a sus vidas, a sus organizaciones, y al entorno en el que viven. Para ello, ha creado y consolidado grupos de líderes y representantes que han comenzado a protagonizar acciones de reivindicación social y de portavocía, y ha ido incorporando a estas personas también en el plano institucional, a las Juntas Directivas y órganos de decisión. Junto a todo ello, en proyectos como Mi Casa, OSUBA, Comunicación y Accesibilidad Cognitiva, Asistente Personal, Educación inclusiva, Empleo, etc. ha formado a personas con discapacidad intelectual con el fin de incluirlas en sus equipos de trabajo.

En 2020 se cumplen 10 años del Congreso de Plena inclusión ‘Toledo 10’, en donde se estableció la vigente Misión de la organización, y donde las propias personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, entre otras cosas, reclamaron a la misma acciones concretas como el cambio de nombre, que se hizo efectivo en 2016. Dos años más tarde, en el Manifiesto de Cádiz, por los derechos de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, 3.000 de ellas reclamaron mayor espacio de participación en la toma de decisiones. Ahora, cuando iniciamos un nuevo periodo de reflexión estratégica, queremos que se normalice dentro y fuera de nuestra organización, la plena participación de este colectivo.

Por ello, en junio organizaremos un gran Foro de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, que reunirá a 400 de ellas en Toledo (como celebración del 10º aniversario de aquel histórico encuentro). También inauguraremos las actividades de la Plataforma Española de Personas con Discapacidad Intelectual o del Desarrollo, un equipo permanente de personas que será reconocido como uno más dentro de la estructura de Plena inclusión a nivel estatal. Además, vamos a incorporar a las personas con discapacidad intelectual al gran proceso de reflexión estratégica en el que revisaremos y plantearemos nuestros principales retos de futuro, y por último, también hemos iniciado su incorporación a las redes de trabajo formales, y al proceso de impulso de las mismas a través del proyecto de innovación denominado PlenaLab.

Durante todo este año, Plena inclusión se centrará en la búsqueda y apertura de nuevas oportunidades de participación de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, y en la reflexión y el trabajo de dirigentes, profesionales y personas voluntarias para lograr el fomento de las mismas y garantizar la inclusión en estos proyectos, actividades, y oportunidades del entorno.

¡Bienvenidas al PODER de las PERSONAS! Esperamos que os suméis a la difusión de este año y a estas oportunidades de participación y aprendizaje compartido.