España debe hacer una ley
sobre el derecho a la asistencia personal.

La asistencia personal es un servicio
en el que una persona con discapacidad
recibe apoyo de una persona profesional
para desarrollar su vida.

La asistencia personal debe ser dirigida
por la persona que la necesita.
Ella es la que manda.

Naciones Unidas ha dicho esto en un informe
sobre la situación en España
de los derechos de las personas con discapacidad.

Naciones Unidas es una organización
que representa a muchos países del mundo.

Descarga:
Informe completo en lectura fácil.
Resumen de los 10 puntos que preocupan

España debe reconocer el derecho a la asistencia personal mediante legislación. Así lo indica la Organización de Naciones Unidas (ONU) al Estado en su último informe sobre la situación de los derechos de las personas con discapacidad en España.

La asistencia personal es una figura poco conocida. Se trata del apoyo profesional a personas con discapacidad para que puedan desarrollar su vida de forma independiente.

La recomendación la realiza el Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas, que es un grupo de personas expertas de este organismo de la ONU.

38. 	Recordando la Observación General del Comité núm. 5 (2017) sobre el derecho a vivir de forma independiente y a ser incluido en la comunidad, el Comité recomienda que, en consulta con las organizaciones de personas con discapacidad, el Estado parte: (a)	Reconozca mediante legislación el derecho a la asistencia personal, garantizando que todas las personas con discapacidad tengan derecho a una asistencia personal que responda a sus criterios personalizados para la vida independiente en la comunidad y con referencias a un abanico amplio de apoyos gestionados por la persona y dirigidos por el usuario, y a la autogestión de la prestación del servicio;

Asistencia personal dirigida por las personas que la usan
La asistencia personal debe responder a “criterios personalizados para la vida independiente en la comunidad”. Además, los apoyos deben ser “dirigidos por el usuario”.

La recomendación se vincula tanto a la desinstitucionalización, mencionada en el artículo 19 de la Convención sobre el “Derecho a vivir de forma independiente y a ser incluido en la comunidad”, como al derecho a la accesibilidad, artículo 9.

El Comité, en su informe, muestra su preocupación por el “acceso limitado” a este servicio, “a pesar de los avances producidos en algunas comunidades autónomas”. También alerta sobre “la ausencia de un enfoque de apoyos personalizados que se base en los derechos humanos”.

La importancia del informe
En una serie de artículos, Plena inclusión está difundiendo poco a poco las preocupaciones y las recomendaciones que vieron la luz en abril de 2019. En su informe sobre la situación en España, el Comité repasa artículo por artículo lo que le preocupa y qué recomendaciones realiza al Estado español.

En noticias anteriores, hablamos de esterilizaciones forzadas, educación inclusiva, trastorno mental, instituciones y toma de decisiones.

El Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad es un grupo de personas expertas de la Organización de Naciones Unidas que vela por el cumplimiento en cada país de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

España ratificó en 2008 esta Convención y, al tratarse de un tratado internacional, está obligada a cumplirla y considerarla en su legislación como de mayor rango que las leyes estatales y autonómicas.